“A sangre fría” la mirada al trágico abismo


truman

Por Luis Velarde

Estoy en lo último de “A sangre fría”, libro de Truman Capote que cada vez me aturde un poco más; sin embargo debo confesar que me está costando trabajo avanzar con fluidez en su lectura. El libro poco a poco me ha empujado hasta deducciones y ambientes que casi siempre uno trata de evitar por ser tan humanos, o sea tan vigorosos, tan reveladores de esa capacidad aterradora de dar vida… o quitarla. La vida suele ser mucho más cruda que la peor nota roja de los diarios. Y este relato tiene mucho de un tipo de periodismo que Capote estaba inaugurando. Aquel donde el autor se sumerge en los abismos de la realidad descarnada. Va y hace un largo viaje hasta el alma convulsa de dos asesinos a sangre fría. Es un viaje peligroso. Ahí Capote lo que encuentra son miradas que reflejan su propia su alma. Y de este lado del libro los borbotones trágicos de sus párrafos salpican nuestros ojos. Nos enteramos de todo y acabamos con las manos manchadas de sangre. Creemos amar y al mismo tiempo aborrecer a los autores de tan espantosos crímenes.

 

El libro deviene, tanto para el autor como para nosotros sus lectores, en un frío bisturí cuyo único ojo es un filo implacable.

 

Ya entonces se entiende por qué la vida de este autor, pequeño de estatura y gran sensibilidad, sufrió un contundente descalabro del que ya jamás se recuperó. Ni siquiera el alcohol y las drogas fueron suficiente analgésico para la ruina que le trajo a Capote el haberse involucrado en esta historia verídica al final de los años cincuenta en los Estados Unidos. Todo esto lo siento así de lejos. Desde mi propio mundo en la Ciudad de México, que sin embargo es también, y siempre lo será, una pequeña granja desolada y expuesta a lo más atroz de que podemos ser capaces los seres humanos si las condiciones y las circunstancias lo permiten. Sin apenas darnos cuenta, la obscura realidad puede estar gestando, tras su piel suave, lo más terrible. Quizás por eso me siento conmovido, porque posiblemente sé qué significa una mirada llena de dolor y de odio, o un gesto de compasión, u otro de desesperanza. Puedo identificar a mi propia familia y conocidos entre las víctimas, pero también entre los victimarios… gente común, pues. Igual que Capote no sabemos qué tanto de nosotros mismos podemos descubrir en los ojos acuosos del asesino cuando lo miramos fijamente.

 

Quizás por esa identificación este libro ha trascendido las nacionalidades, por ser tan humano. Tan crudo como lo es la naturaleza humana detrás del velo. Ha traspuesto las culturas y los tiempos. Todo el amor, todo el odio es el mismo Truman Capote. Todo el dolor y todo el arrebato de “A sangre fría” somos todos nosotros en este tiempo en que miramos a los ojos del trágico abismo.

Project Description
TubShroom tubshroom tubshroom tubshroom target tubShroom tubShroom tubshroom tubshroom tubshroom tubshroom TubShroom tubshroom canada tubshroom for sale tubshroom tubshroom tubshroom reviews TubShroom tubshroom walmart tubshroom tubshroom tubshroom for sink tubshroom tubshroom where to buy tubshroom tubshroom tubshroom for sale tubshroom tubshroom for sink Tubshroom tubshroom tubshroom reviews TubShroom tubshroom tubshroom for sale tubshroom tubshroom target tubshroom tubshroom tubshroom at walmart tubshroom tubshroom target tubshroom tubshroom tubshroom bed bath and beyond TubShroom tubshroom tubshroom for sale TubShroom tubshroom tubshroom target TubShroom tubshroom tubshroom canada TubShroom tubshroom tubshroom reviews TubShroom tubshroom tubshroom for sink TubShroom tubshroom tubshroom for sale tubshroom tubshroom amazon tubshroom tubshroom reviews tubshroom canada tubshroom